Fork me on GitHub

¡Bienvenidos a Huayra GNU/Linux!

Huayra es el sistema operativo libre que desarrolla Conectar Igualdad ANSES para  las netbooks que distribuye entre estudiantes y docentes de todo el país.

Siguiendo los principios y libertades del software libre, Huayra es un sistema operativo de código abierto que puede ser utilizado, estudiado, modificado y redistribuido. Está basado en Debian, que es una distribución reconocida y robusta, cuenta con más de 37 mil paquetes de software y soporta más de 10 arquitecturas de hardware. A su vez ha conformado una gran comunidad de voluntarios a nivel mundial y posee un sistema de control de calidad fiable y bien documentado.

Además de ser un sistema operativo libre, Huayra ha sido pensado y desarrollado para el uso de la comunidad educativa, teniendo en cuenta sus necesidades y sugerencias. En este sentido el sistema incorpora una diversidad de aplicaciones educativas y múltiples herramientas útiles para el uso en el aula.

El Equipo de Huayra cuenta con un grupo de programadores y artistas digitales que desarrollan aplicaciones propias. Entre ellas: Huayra Motion, Huayra Compartir, Huayra CV, Huayra TDA, Pilas, Pilas-Bloques, entre otras.

Huayra es de todos y todas. Es un sistema operativo libre desarrollado desde el Estado Nacional, en el cual todos podemos participar y contribuir agregando valor sin depender de corporaciones. Con Huayra podés armar tu escritorio como te guste. No te quedes solamente con cambiar el fondo de pantalla. Con Huayra vas a poder modificar tus íconos, ventanas, menúes, barra de tareas y mucho más. Dale tu toque personal y único. Huayra es accesible El escritorio de Huayra tiene un centro de accesibilidad desde el cual se pueden activar de manera sencilla todas las ayudas visuales, auditivas y motrices para que todos podamos usar las netbooks sin perder funcionalidades.

¿Por qué desarrollar un sistema operativo propio de Conectar Igualdad basado en GNU/Linux? Los objetivos del Programa Conectar Igualdad no podrían lograrse nunca de no tener autonomía y soberanía tecnológica con respecto a los estándares de corporaciones transnacionales. El desarrollo argentino debe seguir su propio camino. Pero para ellos tampoco es necesario volver a inventar la rueda. Usar GNU/Linux nos permite, como decía Newton sobre el avance del conocimiento, “pararnos sobre los hombros de un gigante”. En términos de desarrollo local no implica ninguna forma de dependencia, como lo implica en otros sectores de la industria, el recurrir a tecnología desarrollada en los países centrales. Por un lado, no implica una merma en la riqueza nacional vía drenaje de divisas en concepto de regalías, dividendos o remesa de utilidades. Por el otro, no atrofia la capacidad nacional de avanzar en el rubro tan vital para el desarrollo como el de Investigación y Desarrollo (I+D). Más bien al contrario, la estimula.

De este modo, al utilizar GNU/Linux gozamos de todas las ventajas de "pararse sobre los hombros de un gigante" sin las desventajas que esto acarrea en algunos sectores. Decidimos basarnos en Debian por los siguientes motivos:

- Permite ser adaptada a necesidades propias para diseñar distribuciones específicas.
- No depende de ninguna empresa o corporación y sus formas de gobierno se encuentran documentadas y son permeables al ingreso de nuevos actores.
- Posee cerca de 37 mil paquetes de software y soporta más de 10 arquitecturas de hardware.
- Cuenta con un gran comunidad de voluntarios a nivel mundial.
- Posee un sistema de control de calidad fiable y bien documentado.
- Es la metadistribución origen de otras grandes distribuciones como Ubuntu, Guadalinex, Canaima, Knopix, etc.

Huayra cuenta con detalles técnicos:

- Basados en Debian Jessie.
- Entorno de escritorio: MATE.
- Licencia: Mayormente GNU GPL.
- Repositorios propios y abierto.
- Documentación propia
- Tema de ventanas, iconos y arte general, propio.

Bajala Ya! Huayra 3.2

Fondos Huayra

Vaca Volando 2 Martin Eschoyez